El Gobierno regularizará a los 'sin papeles' con hijos españoles menores de edad

El Gobierno regularizará a los inmigrantes sin papeles que tienen hijos menores de edad a su cargo de nacionalidad española.
Así se recoge en el borrador del Reglamento de la Ley de Extranjería que ha presentado esta mañana en rueda de prensa la secretaria de Estado de Inmigración, Anna Terrón.

¿Qué dice el Reglamento?

En el texto, que desarrolla la ley aprobada a finales de 2009, se introduce una nueva figura, la de arraigo familiar, que se suma a las ya existentes de arraigo social y arraigo laboral.
Según se recoge en el artículo 122 del Reglamento, el arriago familiar permite conceder al Gobierno una autorización de residencia de carácter temporal "cuando se trate de padre o madre de un menor de nacionalidad española, siempre que el menor esté a cargo de y conviva con el progenitor que solicite la autorización". Y, también, "cuando se trate de hijos de padre o madre que hubieran sido originariamente españoles".

¿A quiénes beneficiará esta medida?

La nacionalidad en España no se adquiere simplemente por el hecho de nacer en territorio español, como ocurre en otros países, sino que se obtiene por 'ius sanguinis', es decir, por derecho de sangre: el individuo es de la misma nacionalidad que sus padres.

Así que las mujeres que vienen en patera embarazadas no podrán beneficiarse de esta medida por el hecho de que sus hijos hayan nacido en España, según explican fuentes del Ministerio de Trabajo e Inmigración.
Sí podrán hacerlo, sin embargo, "los nacidos en España de padres extranjeros, si ambos carecieren de nacionalidad o si la legislación de ninguno de ellos atribuye al hijo una nacionalidad", tal y como ya dice el artículo 17 1.C del Código Civil.
Es el caso, de los ciudadanos de Colombia, Bolivia, Argentina, Costa Rica, Cuba y la mayoría de los países americanos. Si los padres no inscriben expresamente a sus hijos como ciudadanos de estos países, los niños pueden optar a la nacionalidad española. También ocurría así con los ecuatorianos, hasta hace dos años (cuando el Gobierno de este país cambió la Constitución). Así que hay un buen número de niños ecuatorianos nacidos en España hasta 2009 que tienen nacionalidad española.

¿Por qué se adopta?

Según las fuentes consultadas, hay una serie de niños en España que no son expulsables porque son españoles, pero corren el riesgo de quedarse solos si sus padres, que no tienen la documentación en regla, son repatriados.
Además, estos niños son una especie de españoles de segunda, porque no tienen los mismos derechos que otros niños españoles: sus padres, al no tener papeles, no pueden pedir becas, ayudas y otros servicios que brinda la Administración a las personas con nacionalidad española.
El Defensor del Pueblo reiteradamente ha recomendado al Gobierno que cambiara la ley en este sentido.
No se trataría, en cualquier caso, de dar un permiso de residencia (siempre de carácter temporal) a todo aquel que llegue a nuestro país, sino de hacer iguales a los que ya son españoles. Anna Terrón ha recordado que "el arraigo es algo excepcional y debe ir disminuyendo cada vez más por razones de contexto y realidad".

Otros arraigos

El arraigo laboral se concede a los extranjeros sin antecedentes penales que llevan al menos dos años viviendo en España y que llevan trabajando al menos seis meses en nuestro país.
Mientras que el arraigo social se da a los extranjeros que llevan al menos tres años en España, no tienen antecedentes penales, disponen de un contrato de trabajo por al menos un año, tienen familia residente en nuestro país y su ayuntamiento o comunidad autónoma les ha emitido un informe de integración social favorable.

Se plantean incluir a las extranjeras en situación irregular maltratadas

El Congreso tramitará "de forma urgente" una proposición de ley del PP en la que se plantea una reforma de la normativa de Extranjería para no expulsar a las inmigrantes que se encuentran en situación irregular que sean tanto víctimas de violencia de género como de trata, según ha informado Europa Press.
El portavoz 'popular' de Inmigración en el Congreso, Rafael Hernando, ha explicado que esta propuesta pretende cambiar la vulnerabilidad de las mujeres inmigrantes ya que la necesidad de un permiso de trabajo las hace más dependientes de sus parejas o ex parejas. Es más, ha puntualizado que en 2010 el 35% de las mujeres fallecidas eran extranjeras, a pesar de que supongan el 10% de la población española.
A partir de esta reforma, ha indicado que el colectivo podrá solicitar una autorización de residencia y trabajo por estas circunstancias excepcionales. En el caso de que la denuncia fuese falsa y la mujer extranjera estuviera en situación de irregularidad se sancionaría.
El mundo.es