Felicidades a nuestra campeona!


Deysi Cori se confiesa: "El ajedrez era un pasatiempo para mí"

A sus 18 años las tiene claras: no desea seguir una carrera universitaria sino dedicarse de lleno a su pasión.
Deysi Cori

MARITZA NORIEGA
El Comercio
¿A qué edad aprendiste a jugar ajedrez?
Mi papá me enseñó a los 8 años -a mi hermano a los 6-, aunque él sabía lo básico, solo mover las piezas. Después fuimos a un curso de ajedrez en Villa El Salvador y el profesor Jorge Pacheco dijo que teníamos mucho talento, que nos comunicáramos con la Federación de Ajedrez para llevar clases ahí también, y eso hicimos.
¿A tus compañeros del colegio les parecía raro que una chica jugara ajedrez?
Recuerdo que me decían: “Yo sé jugar ludo” [risas]. El ajedrez era un pasatiempo para mí. Ya cuando empecé a jugar los torneos, representando a mi colegio, me esforzaba. Un día gané mi primera medalla en un interescolar y desde ahí cada torneo que ganaba me clasificaba a otro, al metropolitano, al nacional y luego a los mundiales.
Has comentado que no quieres estudiar una carrera, sino dedicarte por completo al ajedrez. ¿Confías en que eso te va a dar para vivir?
En cualquier carrera también tendría que estar entre los primeros, porque hay muchos profesionales que no encuentran trabajo y se dedican a otra cosa. En el ajedrez, si estás entre los mejores del mundo, sí te da para vivir.
¿Qué campos de trabajo hay en el ajedrez?
Cuando llegas a un nivel muy alto, te invitan a los torneos y te pagan por jugar, y los premios tienen sumas considerables.
Si no fueras ajedrecista, ¿qué carrera te hubiera gustado seguir?
No sé, realmente. Pero me gustan los idiomas y la psicología.
Ahora vives en Argentina. ¿Qué haces allá?
Desde febrero entreno allí con tres grandes maestros.
¿Por qué en Argentina?
En el Perú no hay grandes maestros, tampoco hay torneos internacionales, allá sí los hay.
¿Dónde están los mejores ajedrecistas?
En Rusia hay muchísimos grandes maestros. Para un entrenamiento muy fuerte, muy avanzado, estaría bien ir a Rusia.
¿En qué consiste tu entrenamiento ahora?
Leemos libros de ajedrez donde aprendemos de los partidos y con los profesores entrenamos tres horas diarias de lunes a sábado, vemos partidos de los torneos y analizamos las jugadas.
Desde que estás en el Perú te vemos en casi todos los programas de televisión. ¿Cómo te ha caído la fama?
[Ríe un poco cansada] Estos días han sido muy agitados, pero ya dentro de poco van a terminar, porque me regreso a Argentina. Al principio me daba un poco de vergüenza ser entrevistada, ahora ya no tanto.
¿Tienes algún pasatiempo?
Me gusta ir al cine, me gusta entrar a Facebook y al Messenger.
¿Qué cualidades has desarrollado con el ajedrez?
Ahora tengo mayor concentración, perseverancia, más disciplina, responsabilidad; además he podido conocer muchos países y gente de otras culturas, también he mejorado económicamente.
¿Cómo te ves en el futuro?
Me gustaría alcanzar todas mis metas en ajedrez, haber aprendido varios idiomas, haber mejorado como persona, ayudar a mi familia y a las personas que lo necesitan.