Cerca de 250 trabajadores de la Dirección Regional de Cultura del Cusco y más de 170 voluntarios participaron en dicha actividad. Se recolectaron 45 toneladas de residuos sólidos



Luego de la escenificación del Inti Raymi realizada ayer, cerca de 250 trabajadores de la Dirección Regional de Cultura del Cusco y 170 voluntarios, entre comuneros y artesanos, realizaron las labores de limpieza del Parque Arqueológico de Saccsayhuamán, lugar donde se llevó a cabo el ritual inca.

Los voluntarios recogieron en total 45 toneladas de residuos sólidos, que fueron retiradas en una máquina compactadora de la Municipalidad Provincial de Cusco.

Freddy Zegarra, coordinador del parque arqueológico, informó a El Comercio que no se afectó ninguna de las construcciones incas durante la celebración, que es la más importante del mes jubilar en Cusco.