Mas de 200 kilos de sepia ....

 |  | Sant Joan de Labritja | 
El pueblo de Sant Joan registró un magnífico ambiente durante todo el día de ayer.











No habían dado las 13.00 horas, fecha prevista para la inauguración oficial, pero la mayoría de los visitantes ya daban buena cuenta de las decenas de tapas que habían preparado los cerca de 25 equipos que se presentaban al concurso. Los precios, cuatro euros la ración y dos por la bebida, también animaron al personal a acercarse a los puestos aunque muchos después se quejaron a Periódico de Ibiza y Formentera de que era demasiado viendo el tamaño de algunas raciones.
250 kilos dan para mucho
En total se repartieron unos 250 kilos por parte de Peix Nostrum, los organizadores, más los que aportaron cada uno de los equipos. Una cantidad que da para mucho y que hizo que los participantes en el concurso de tapas derrocharan imaginación y buen gusto en sus platos.
Uno de los más fotografiados por su espectacularidad y por lo bueno que estaba el plato era el del chef Fernando Díaz. Se había decantado por una sepia ibicenca a la brasa, acompañado de verduras tambien a la brasa y por unos nachos donde lo sorprendente estaba en la salsa que los acompañaba, hecha a base de ali oli y tinta de la propia sepia.
Tampoco se quedaron atrás Rachel y Manuel, de Shamarkanda. Ofrecían un bacalao de sepia – el bocadillo cocinado al vapor que tan de moda está actualmente – un sofrito elaborado entre otras cosas con soja, jenjibre o ajo y una ensalada de brotes macerada con una salsa hecha con anchoas, mejillón o anchoas.
Otros platos llamativos fueron la bomba de patata y sepia que los miembros de Chamba elaboraron con mayonesa de ajo, pimentón. salsa de tomate picante, pure de patata y estofado de sepia con cebolla, ajos, especias y la tinta de la sepia; el mollete de sepia rusa de La Farruca; o el plato que prepararon los miembros de la asociación de peruanos en Ibiza. Éstos sorprendieron a todo el mundo con una receta muy original cuyo secreto estaba en el ají, el tradicional pimiento amarillo de su país. Todo el que lo probó salió contentísimo.
Platos de toda la vida
Y entre tanta innovación también hubo quien apostó por los tradicionales arroces con sepia, la fideuá o las frita de sepia. Y para todas las cantidades y personas como por ejemplo el arroz negro que prepararon Manuel y Jesús de Sol i Camp para unas 300 personas en distintas paelleras.
Tampoco faltaron los postres y los dulces tradicionales ibicencos. En este caso los aportaron, entre otros los miembros de la Apima del CEIP Labritja, que buscaba recaudar fondos para su viaje de estudios, y los de sa Colla de Labritja. Estaban situados en la plaza de la iglesia, junto a un puesto en el que estaba la exalcaldesa de Ibiza Virginia Marí vendiendo tiquets.
La de ella no fue la única representación política. Por Sant Joan se dejaron ver en un día tan especial el actual presidente del Consell d’Eivissa, Vicent Torres, el alcalde del pueblo Antoni Marí Marí, Carraca, o el senador y concejal Sant Marí. Éste último como siempre fue uno de los más activos en este tipo de actividades. Estaba en todas partes con su camiseta del Festival, yendo muy motivado tirando del carro que llevaba la sepia como antiguamente por el pueblo, justo detrás de sa colla y delante de una impresionante brulada de corn.